الثلاثاء، 27 سبتمبر، 2011

Trastornos de Ansiedad en la Niñez

Aunque los trastornos de ansiedad en la niñez no son ni remotamente tan comunes como los de la adultez, la mayoría de los niños, en algún punto durante sus vidas, experimentarán un típico temor o ansiedad. Pueden estar nerviosos por un examen o por comenzar en una escuela nueva. En casi todos los casos, estos temores no se tornan en algo irracional ni desarrollan un ataque de pánico o, peor aún, un trastorno de pánico. Sin embargo, los niños pueden demostrar señales de un trastorno de pánico por otras razones.

Sin importar cuánto quiera proteger la inocencia de los niños y prevenir que algo interfiera con su desarrollo o con su vida, desafortunadamente esto no será siempre posible. Los niños pueden ser afectados por algunos tipos de trastornos de ansiedad que son más comunes en adultos. Puede observarse en niños trastorno generalizado de ansiedad (TGA) o de pánico, en muchas maneras diferentes. Puede que estén extremadamente preocupados sobre los eventos de su vida diaria, como la escuela o la vida en general.


Pueden

  • tener la tendencia a ser extremadamente críticos con ellos mismos, buscando siempre alcanzar la perfección
  • rehacer tareas continuamente en un esfuerzo de que ésta resulte perfecta
  • buscar la constante aprobación y dignificación de otros

Otro tipo de trastorno de ansiedad que puede ser observado en niños es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). El TOC es una obsesión por pensamientos invasivos e indeseados que una persona simplemente no puede sacar de su cabeza. Quien sufra esto también puede desarrollar una fuerte necesidad de llevar a cabo comportamientos repetitivos, o rutinas, buscando tranquilizar o mitigar sus ansiedades.

Aunque los 10 años de edad es la edad pico en la que un niño puede ser médicamente diagnosticado con TOC, se ha sabido que éste puede afectar a niños tan jóvenes como de dos o tres años. Este trastorno de ansiedad en particular puede ser observado en niños que:

  • laven repetidamente sus manos en exceso
  • tengan la sensación de accidentalmente estar haciendo algo mal
  • verificar o contabilizar objetos, para prevenir pensamientos no deseados, etc.

El trastorno de pánico en un niño puede ser diagnosticado en aquellos que sufren al menos dos ataques de pánico inesperados, seguidos al menos de un mes de preocupación o ansiedad por tener otro ataque. Esto no es típicamente observado en niños pequeños, pero ha sido diagnosticado en adolescentes.

También los niños pueden exhibir un trastorno de ansiedad mediante determinadas fobias, temores irracionales sobre lugares, objetos o situaciones específicas. Aunque los temores de la niñez como el temor a los animales, a las tormentas o a la oscuridad pueden desaparecer por su cuenta, si el temor persiste en el niño por al menos seis meses e interfiere con sus actividades diarias, se considera que el niño tiene una fobia. Sus síntomas pueden incluir:

  • dolores de cabeza o de estómago,
  • rabietas o caprichos,
  • mostrarse dependiente en exceso,
  • quedarse paralizado en un lugar al confrontarse a un temor o episodio atemorizante.

Cualquier niño que sea expuesto a una experiencia extremadamente estresante, tal como la súbita muerte de un padre, un desastre natural, un accidente o un abuso físico, como un niño que sea testigo de un evento traumático, el cual puede ser por su cuenta un tipo de trastornos de ansiedad, pueden desarrollar este mal. En estos niños se pueden exhibir algunos síntomas:

  • poco apetito o falta de apetito o de sueño
  • letargo emocional,
  • revivir la experiencia mediante pesadillas
  • temor a que el evento se repita.

Aunque estos tipos de trastornos de ansiedad podrán ser encontrados también en adultos como en niños, las señales físicas y emocionales pueden ser, a menudo, muy diferentes. Por ejemplo, los niños no tienen una comprensión de que sus miedos son irracionales, del mismo modo, no pueden expresar sus sentimientos. Entonces, los niños exhiben síntomas tales como:

  • el llanto,
  • rabietas o extremada dependencia

Los niños en quienes se sospecha que existe el trastorno de ansiedad deben visitar a su médico.


Clic aquí para comprar

ليست هناك تعليقات:

إرسال تعليق